viernes, 23 de septiembre de 2016

Aldalan, Los 5 pasos antes de acudir a una entrevista de trabajo

En nuestro blog hemos hablado en más de una ocasión sobre: Cómo comportarnos durante la entrevista de trabajo. Sabemos que esta fase es crucial, pero no hay que olvidar que también debemos preparar el –antes-.

La entrevista, según opinamos los consultores de Aldalan, comienza desde la llamada de teléfono que la empresa realiza para darnos la cita. En ese momento ya empieza la relación con la empresa, y ya comienza la evaluación del candidato.

Por lo tanto cuidado, atiende bien la llamada y procura apuntar toda la información que te den: persona por quien tienes que preguntar, sitio, hora… Y no hagas afirmaciones como “me puedes dar más datos, es que me apunto a tantas ofertas..."

Vamos al post que hoy nos ocupa, los pasos que debemos de seguir antes de acudir a la entrevista de trabajo:




1. Informarnos de la empresa. Puede que el proceso lo realice una consultora o una ETT y por lo tanto no sepamos de que empresa se trate, en ese caso recogeremos la información que podamos sobre los datos que aparezcan en el anuncio: sector de la empresas etc.

Si en la oferta de trabajo se indica el nombre de la empresa entraremos en Internet y nos informaremos de esta: actividad, tamaño, evolución, servicios, clientes... toda la información que podamos recopilar nos será de gran utilidad.

2. Informarnos del puesto de trabajo. No suele haber mucha información en las ofertas de trabajo sobre las características del puesto, pero la que hay, por poca que sea seguro que es valiosa y por lo tanto hay que aprovecharla.

Fíjate bien en los requisitos que piden tanto en formación, como en experiencia y en las competencias profesionales. Esto te servirá para que prepares tu "venta": cómo vas a potenciar la formación, experiencia... que encaja con la oferta y cómo vas a solventar los obstáculos,aquellas áreas en las que menos encajas.

3. Revisar el currículum. Sigue estos puntos que te proponemos:
1. Que esté actualizado, no puede ser por ejemplo; que estés haciendo un Máster y no figure en tu currículum.
2. Comprueba que todo este correcto, no podemos ir a la entrevista y darnos cuenta de un fallo en medio de esta, la imagen que proyectamos no es la adecuada.
3. Lo memorizamos. Comento esto porque hay personas que no se lo saben, que precisan mirar el currículum durante la entrevista para detallar su experiencia... y no puede ser que no conozcamos nuestra experiencia, fechas, se nos olviden cursos...

4. Pensar como iremos vestidos. La imagen es muy importante y por ello debemos cuidarla y pensar la ropa y complementos que vamos a llevar, y adecuarla a la empresa y al puesto de trabajo.

Hay unas pautas básicas de naturalidad y seriedad que nos permiten estar a la altura de las exigencias.

5. Prepararnos o ensayar las preguntas que nos pueden realizar. Pensamos que preguntas nos pueden realizar, y revisamos todas por muy sencillas que nos parezcan: "¿Qué formación tienes?, ¿Idiomas?, ¿Qué experiencia tienes?,... y preguntas más complicadas "¿Cuáles son tus 3 puntos fuertes y tus 3 puntos débiles?, ¿Tu mayor logro?, ¿Tu mayor fracaso?, ¿Por qué te debemos seleccionar a ti?..."

Hay personas que dirán “yo prefiero improvisar”, luego así pasa lo que pasa.

Si queremos superar una entrevista de trabajo tenemos que prepararla antes de acudir, esto nos dará seguridad, además de conocimiento e información.


6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con los pasos previos que ha comentado Nadia, pero a parte de prepararte las preguntas, hay otra parte importante de la que no nos podemos olvidar, "La Comunicación No Verbal"..
    *Durante la entrevista debes:
    -Saludar a la persona que te va a entrevistar con su nombre, mirándole a los ojos, apretándole la mano de una manera enérgica (pero no excesiva).
    -Recuerda que la primera impresión es decisiva.
    -Dar una imagen de naturalidad y de confianza en ti mismo al entrar en el despacho del entrevistador. Adopta una postura relajada, sin exagerar.
    -Compórtate de forma afable y cordial. Siéntate de forma que puedas mantener siempre contacto visual con tu entrevistador.
    -Cuidar tu comunicación no-verbal. Procura no manifestar timidez, tensión, nerviosismo, agresividad, impaciencia o dudas. No cruces los brazos o las piernas, ni te sientes sobre las manos. No des golpecitos en el suelo con los pies, ni juegues con objetos cercanos. Intenta mantener los pies quietos y las manos cruzadas.
    -Mantener la atención en todo momento.
    -Convencer a tu interlocutor de tus cualidades y demostrarle tu interés y entusiasmo por trabajar en su empresa. Destaca los aspectos de tu personalidad y experiencia que pueden ser más útiles para la empresa.
    -Recordar que, en la primera entrevista, lo más importante es el puesto de trabajo al que quieres acceder y no el salario, ni las vacaciones y permisos.
    -Dejar que el entrevistador dirija la entrevista, pero saca provecho de las oportunidades de hablar.
    -Provocar preguntas que puedas aprovechar para mostrar tu conocimiento de la empresa o el sector, pero sin dar la impresión de ser un «sabelotodo».
    -Mostrarte seguro al contestar las preguntas
    -Expresarte correctamente, de manera clara y concisa. No respondas con monosílabos, ni utilices términos negativos. No des explicaciones innecesarias, ni hagas comentarios superficiales o juicios de valor aventurados. No utilices coletillas, ni el tuteo.
    -Utilizar un lenguaje persuasivo que despierte el interés de tu entrevistador
    -Muéstrate positivo y flexible

    *Al final de la entrevista:
    -No te vayas sin conocer todos los datos sobre la próxima etapa del proceso de selección: dónde, cuándo y con quien tendrá lugar
    -Antes de salir, dé las gracias al entrevistador por su tiempo


    Y la entrevista habrá sido un éxito !!!


    -Cristina Puerto-

    ResponderEliminar
  2. Gracias Cristina por tu aportación. Sin duda la comunicación no verbal y dejar una buena impresión en el entrevistador es fundamental, si queremos como bien señalas tu, llegar al éxito. Es una parte fundamental que también deberíamos preparar antes de ir a la entrevista. Hablaremos en otro post también de la labor que hay que hacer cuando finalice este proceso. Una buena entrevista integra 3 fases: antes, durante y después.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido muy interesante.

    Siempre centrado en el momento de la entrevista, y esa parte anterior también hay que tenerla en cuenta.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Alfon. Yo siempre digo o pregunto ¿Antes de un exámen esudias?, si quieres aprobarlo si ¿verdad?. En este caso lo mismo, si quieres superar una entrevista hay que preparse.

    ResponderEliminar
  5. Normalmente la gente tiende a pensar que evadirse de la responsabilidad propia de la entrevista de trabajo es ya en sí misma una buena estrategia para el éxito. La improvisación se convierte de pronto en un método infalible para acabar con los nervios y desatar la maravillosa persona que llevamos dentro. Desgraciadamente, la realidad suele ser bien distinta de como la imaginábamos. La entrevista de trabajo no debe ser algo que nos preocupe, sino más bien que nos ocupe. En este sentido, estoy completamente de acuerdo contigo Nadia, la entrevista es como un examen para el que debemos prepararnos si queremos aprobar. Así que una vez más, muchas gracias por todos estos consejos!

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente Aintzane, una respuesta al miedo-preocupación-nervios es el escape o la evitación, y muchas veces no se realiza la preparación oportuna o evaluación oportuna para alejar al máximo o prolongar en el tiempo la sensación de miedo y de inseguridad. Pero no hay mejor forma que abordar el miedo que enfrentarse a el.
    La entrevista es sin duda nuestro objetivo a corto plazo para lograra nuestro objetivo a medio plazo: El trabajo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.