lunes, 22 de diciembre de 2014

Estas navidades regala una sonrisa


Quería acabar el año 2014 y dar entrada al 2015 con un post sonrisa.
 
Cuántos artículos, estudios... hay acerca del poder de la sonrisa. El otro día en facebook vi un vídeo muy bueno, que resumía la importancia de la sonrisa y sus efectos. https://www.youtube.com/watch?v=2lv1A_S-sBw

Pero fue ayer cuando a las 18.30 en el museo Guggenheim de Bilbao frente a la  obra de Alex Katz "Sonrisas" decidí escribir sobre este tema. La serie Sonrisas (Smiles, 1994), está compuesta por once retratos de mujeres sonrientes sobre un fondo negro. Al entrar en este espacio parece que la alegría se invade de uno al estar en el centro de 11 caras sonriendo.

En el centro de esta gran obra, pensé "mañana tengo que escribir sobre el poder y la fuerza que genera una “simple” sonrisa", y acabar este año nuestro blog sonriendo.

Los beneficios de sonreír son muchos, para tí y para los que va dirigida esa sonrisa.

Con una sonrisa puedes crear empatía, aumentar tu atractivo, proyectar una imagen saludable y generar felicidad y un motor de fuerza para tu entorno.

Si tú sonríes a alguien, seguramente la otra persona te sonreirá a ti. Existen las llamadas "neuronas espejo" que son las que reaccionan a un estímulo que tu cerebro activa imitándolo. (Esto también nos pasa cuando alguien bosteza...).

Recuerda que como Gandhi decía, la actitud que le des a la vida es la misma que la vida te va a regresar, si sonríes al espejo, el espejo te regresará la sonrisa.
Si quieres cambiar la actitud de alguien con sonreírle basta, incluso si es la persona con la expresión más dura en el rostro.

Si quieres que te sonrían sonríe. Yo lo digo siempre en todos los cursos de atención al cliente o competencias profesionales que imparto: “Una sonrisa es una cita en todos los ámbitos”.

La Madre Teresa de Calcuta lo dijo: ‘La paz comienza con una sonrisa’

Está recomendado por los expertos que sonreír tres minutos cronometrados al día frente un espejo como rutina, te generará un hábito de alegría.

No es psicológico, sino que también es físico. Cuando sonreímos activamos determinados músculos de la cara que están involucrados con la liberación de endorfinas, están relacionadas con el placer, el bienestar personal, y la mitigación del dolor, por lo que eso hace que nos sintamos mejor física y emocionalmente.

Irene Tracey, neuro-científica de la cognición de la universidad de Oxford, observó que las expectativas, tanto las positivas como las negativas influyen en la eficacia de los fármacos y en los resultados que publicaron el 16 de Febrero de 2011 en Science Translational Medicine, concluyeron que la actitud positiva aumenta la eficacia el fármaco, mientras que la actitud negativa provoca una reacción contraria.

En el trabajo. La sonrisa es productiva.
*     Cuando hables por teléfono procura sonreír. La llamada sonrisa telefónica. Sabemos cuando alguien está sonriendo al otro lado de la línea y con esa persona nos apetece hablar.
*     Con los compañeros a diario. Al entrar a nuestro ligar de trabajo si sonríe, contagiarás el entusiasmo, colaborando así a un buen clima laboral. Cuando le sonríes a un colega o compañero de trabajo, en especial al hablar de temas laborales, mejorarás su aceptación y lo predispondrás en un modo mental más receptivo.
Verás que tan sólo con sonreír, de a poco, te prestarán más y mejor atención, y las comunicaciones también serán más respetuosas con colegas, jefes, equipo de trabajo, clientes, con todos.
*     La sonrisa tiene el poder de mejorar el bienestar y la productividad grupal.
*     Y también las ventas. En el área comercial una buena comunicación verbal acompañada por la no verbal es imprescindible.

Igualmente, la utilización de chats, redes sociales o incluso correos electrónicos, encontramos la posibilidad de enviar emoticonos para expresar o aumentar información o cercanía a nuestra información, que ayuda a aumentar el valor emocional del mensaje.

Cuando somos felices somos más productivos
 y cuando somos más felices sonreímos más y cuanto más sonreímos más felices somos, esto es una cadena.

Sonreír es la actividad con mayor recompensa para uno y para los demás.

No supone gran esfuerzo y la compensación es inmensa.


Haz la prueba, i
nténtalo. Prueba a empezar cada diálogo, cada conversación con una sonrisa

1 comentario:

  1. un artículo muy interesante sobre las sonrisas, es verdad que cuando hablas por teléfono con alguien y sonríes esa otra persona lo nota, o si sonríes a la vez que explicas algo contagias a la otra persona. es un gesto muy sencillo que la gente debe hacer para sentirse mejor tanto física como emocionalmente.

    ResponderEliminar

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.