martes, 9 de febrero de 2016

Aldalan; Las cartas de presentación cuentan

Hay personas que han dejado de realizar las cartas de presentación porque consideran que no sirven para nada.

Esto puede ir unido a modas, épocas, situaciones específicas. Cuando comenzaron los documentos escritos para presentarse a las empresas y su ofertas de trabajo: Primero comenzaron las "cartas de presentación " a las empresas, que se transformaron y organizaron en lo que se llamo Currículum Vitae (CV), y después los CV se acompañaban por cartas de presentación sofisticadas.

Ahora, debido a la des-motivación generalizada, frustración.... (me esfuerzo y no tengo respuesta),  las cartas de presentación se están perdiendo, están en declive. Las personas buscadoras de empleo, consideran que no sirve para nada este documento, y prescinden de el. Al prescindir de el, le están dando, sin saberlo, de nuevo valor añadido a la candidatura.

Hay muchas personas en la actualidad, que postulan , aplican, se inscriben en una oferta (llamémoslo como queramos, porque ahora se ha ampliado el vocabulario en este campo), y no adjuntan o escriben en el espacio habilitado para ello una carta de presentación. Esto hace que aumenten los puntos entre las personas que las siguen haciendo, simplemente por el mero hecho de continuar esforzándose.

Hay que recordar "Dime como buscas empleo, te diré como vas a trabajar en mi empresa". La forma de predecir el comportamiento futuro, es observando el comportamiento presente. Hay gente que sigue con su nivel de esfuerzo a pesar de las dificultades. Es más  hay candidatos como vamos a ver ahora, que dan un paso más que los demás, demostrando un esfuerzo extra y diferenciación en toodo el proceso. Si en la actualidad utilizas todos los recursos que tienes a tu disposición para encontrar empleo, cuando trabajes en mi empresa también emplearas todos los recursos que te brindemos para alcanzar los objetivos.

Un ejemplo, este campo: Cartas de presentación originales.
Un joven francés, harto de recibir negativas, apostó por ser original y le salió bien. Ahora es fijo
en una empresa de marketing.

Podéis ampliar la información en: http://www.elcorreo.com/bizkaia/gente-estilo/201601/22/consigue-trabajo-poniendo-blablabla-20160122083811.html


Ejemplos como este, en diferentes sectores lo vemos cada día. Hay que encontrar lo que nos puede diferenciar, adecuado a nuestro ámbito profesional y darle visibilidad.


 Sin duda: Todo esfuerzo extra tiene su recompensa.

1 comentario:

  1. El caso del francés me parece un poco extremo, igual tuvo suerte porque presentaba la candidatura a una empresa que premiaba en especial la creatividad y originalidad, pero para una empresa al uso quizás resultase un poco excesivo.
    Pero está claro que las cartas de presentación siguen siendo necesarias, aportan valor añadido a tu candidatura, y te diferencia de otros que, como bien dice el artículo, no se sabe bien si por frustración, desmotivación o qué, no la incluyen en el suyo.
    En esta sociedad en la que en los últimos años el trabajo es tan cotizado y, a veces, difícil de conseguir, cuanto más reforcemos nuestra posición más oportunidades tendremos de conseguir nuestro objetivo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.