viernes, 2 de diciembre de 2016

Aldalan, Mentoring

Nuestro nuevo compañero, en Aldalan,  Asier, participa en el blog con un tema de gran valor: Mentoring.

A menudo, son los detalles los que suelen marcar la diferencia en la delgada línea existente entre el éxito y el fracaso. A propósito de ello, el “mentoring “es una técnica que puede guiar a una empresa en la dirección correcta, ofreciendo grandes beneficios tanto a los empleadores como a los trabajadores.

Mentoring es el ofrecimiento de consejos, información o guía que hace una persona con experiencia y habilidades, en beneficio del desarrollo personal y profesional de otra persona. De esta manera, se consigue un mayor desarrollo en el ámbito de los conocimientos y las habilidades y se logra dar respuestas a necesidades críticas de la vida de esa persona en direcciones que preparan al individuo para una mayor productividad o éxito futuro. 

Por lo tanto, se trata de una herramienta de enseñanza práctica para inculcar a un trabajador los conocimientos de la empresa. En concreto, es una gran manera de preparar a un trabajador para un puesto o para desarrollar los talentos especiales de empleados.
Y es que el mentoring concede beneficios al empleado tutelado, a su mentor y a la empresa de una manera totalmente equitativa. 

En primer lugar, la relación de mentoring brinda al tutelado una persona experimentada y con conocimientos y consejos útiles para guiarle, acompañarle, apoyarle y motivarle. Por otro lado, los mentores también obtienen beneficios dado que al enseñar a otros, su seguridad aumenta, al igual que su satisfacción con su empleo. 

Asimismo, le ayuda a identificar y potenciar sus habilidades profesionales. Por parte de la empresa, se consigue motivar al empleado y a ayudarle a ser más productivo. A través del mentor se pueden generar estrategias de trabajo para lidiar con los problemas y técnicas de reducción de errores. Además, crea a un entorno más feliz y de perfeccionamiento profesional.

Si nos queremos preguntar cuáles son las habilidades de un buen mentor, es esencial tener en cuenta que debe de ser una persona con más que una trayectoria exitosa, , debe tener la disposición y el deseo de ayudar a otros a desarrollarse. Igualmente, debe poder reflexionar y compartir sus experiencias, incluso sus fracasos; no sólo hablando o dando consejos, sino que lo demostrándolo con hechos. 

Finalmente, cabe destacar que los grandes mentores están constantemente aprendiendo, necesitan mantenerse actualizados a nivel de conocimientos, tendencias, experiencia y habilidades si realmente quieren conseguir una labor eficaz, y al mismo tiempo y constantemente trasmitiendo su conocimiento y buen hacer..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.