jueves, 4 de mayo de 2017

Polarización en el empleo

En los últimos años se están dando cambios estructurales en la composición del mercado de trabajo, que ha llevado a la polarización de empleo, y además se ha acentuado con la crisis económica.

Cada vez es más frecuente, y en diferentes sectores y puestos, encontrarnos con una máquina y no con una persona, o puestos en los que es necesario un alto componente tecnológico y otros en los que es imprescindible el componente social.

Según numerosos análisis y estudios, la polarización se debe principalmente a tres factores:

1. Por una parte el auge de las TIC’s
2. Por otra parte, la globalización
3. Y por último, el factor institucional o el papel de los gobiernos (aunque es una tendencia global, afecta de diferente manera a los diferentes territorios dependiendo de las políticas que se lleven a cabo en este sentido).


Se destacan dos polos o extremos:

Empleos tecnológicos, normalmente ocupados por profesionales altamente cualificados en la parte más técnica, y que son indispensable para competir y para adaptarse a la nueva era y cambios organizacionales.

Empleos que requieren de una alta interacción social, normalmente ocupados por profesionales con una formación alta y un importante desarrollo de competencias profesionales.

Estos últimos empleos que implican continuas relaciones son difícilmente sustituibles por las nuevas tecnologías, por lo que se puede decir que son "inmunes" al incremento del uso las TIC’s.

¿Y qué ocurre con los empleos que se encuentran en el rango intermedio? Son principalmente empleos de rango salarial medio, y tienen como característica que son operativos, tienen una rutina en su procedimiento y ejecución (muchas de las tareas realizadas en la Industria) por lo que son fácilmente programables por el auge de las tecnologías, lo que supone que estos trabajos tienen más facilidad para ser sustituidos.

Además, como se ha citado anteriormente, las recesiones tienen como consecuencia más destrucción de empleos en este tramo, y su tendencia es que no se vuelven a crear o se crean muy pocos trabajos con la recuperación económica, ello implica una amenaza para este tipo de empleos.

Tenemos que tener en cuenta que en esta polarización se están destruyendo empleos, pero también se están creando otros nuevos. Ante esta situación es necesaria la información, formación y la mejora continua para adaptarse a estos nuevos perfiles que demandan las organizaciones de nuestro entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.