jueves, 31 de agosto de 2017

Rápido cese de vacaciones

Como todos los años las ansiadas vacaciones pasan más rápido de lo que nos gustaría. Las esperamos con mucho anhelo e incluso necesidad, y antes de que nos demos cuenta ya estamos de nuevo en la "rutina".

La "rutina" es variada puede ser; vuelta al colegio, al trabajo, a la búsqueda de empleo, a una nueva formación...., Sean cual sean nuestras obligaciones o tareas diarias, después del periodo de descanso, todas o su mayoría son vistas como una labor ardua , y además larga; ya que  sabemos que tendrán que pasar otros 11 meses para volver a disfrutarlas, eso sí con algún respiro de por medio.

Según diversos estudios, volvemos de nuestras vacaciones con gran pena, y muchas veces con el sentimiento de no tener ganas de empezar de nuevo los horarios, obligaciones, carreras...Esto es así para más del 70% de la población, incluidos/as niños/as (que a veces se nos olvida mencionarnos y también pasan por esta fase). 

Sin embargo hay personas que además de tener esa sensación de desgana, sufren estrés a la vuelta del verano. Este estrés les puede ocasionar; cansancio, somnolencia, irritabilidad, falta de concentración... Pero es un estrés que en la mayoría de los casos cesa en un periodo corto de tiempo, si es gestionado adecuadamente. A posterior puede continuar el estrés, pero derivado de otras causas.

La mayoría de los psicólogos opinamos que el síndrome pos-vacacional no es ninguna enfermedad, ni trastorno, como podemos leer en diferentes medios o escuchar en distintas conversaciones; sino que es un periodo o proceso de re-adaptación, que desaparece en un corto espacio de tiempo.

Hay que comprender que es normal, ya que hay un desequilibrio; descanso.... frente a trabajo..... y normalmente de un día a otro. Muchos/as son las personas que aprovechan sus vacaciones en el sentido literal de la palabra hasta el último momento, por lo que el salto es importante y se nota.

Para que la adaptación sea más llevadera hay que valorar lo que se ha vivido en ese periodo, y la energía que se ha recuperado mental y física.

Esto puede servir de aliciente para tener otro enfoque a nuestra vuelta, además de no dejar nunca de valorar las pequeñas cosas que nos proporciona el día a día, a pesar de muchas veces, en nuestro periodo no vacacional, vivirlas muy deprisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.