viernes, 26 de enero de 2018

Todo el día con la lengua fuera

Hoy he llegado a escribir mi post de la semana con la lengua fuera, y mientras pensaba cual sería la temática específica, he pensado cual mejor que esta misma; "la lengua fuera".

¿No tienes la sensación de llegar a todo justo justo?, a todo y en todo momento. Nos pasamos el día corriendo, a veces parecemos más máquinas que personas. Todo el día agitados/as con la agenda profesional y personal llena al milímetro; sin tiempo para nada.

Nos dicen que hay que hacer deporte, pero aprovechamos a andar (hacer ese deporte) mientras vamos a la empresa cliente, o a por el pan, o a buscar a los niños... andar o correr porque a todas esas cosas salimos con el tiempo justo. Ah! y por cierto con tacones o medio tacones, con un bolso que pesa toneladas y sin pulsometro, y aún así lo único que nos preocupa es llegar a tiempo.

Nos levantamos corriendo, engullimos el desayuno, tiramos de toda la familia para que cada uno llegue a sus quehaceres a tiempo, y apresuramos por no perder el autobús y rezamos porque no haya  caravana para llegar a tiempo a nuestro encuentro con nuestro otro trabajo, el que al menos nos va a ocupar "8" horas.

Te sientas a veces incluso con el abrigo puesto para írtelo quitando según abres el calendario y lo tienes todo organizado como lo dejaste el día anterior, a las 19.00, 20.00 o a la hora que pudiste escapar, porque hay que escapar sino seríamos capaces de entrelazar los días sin salir de la oficina.

La cuestión es que abres el outlook y sopresa! aquello no para comienzan a entrar mensajes y mensajes, y te preguntas , pero la gente no duerme? y en asunto: urge, importancia alta... Colapso, la agenda al cm y el outlook lleno, y es cuando te desdoblas como un superhéroe , luego dicen que no existen, y comienzas a realizar las tareas de la agenda y del outlook y con el máximo cariño y perfección para atender a todo el mundo como se merece. Y en el momento que más concentrada estás con esa doble personalidad, entra en funcionamiento el teléfono que precisa atención inmediata, y si pides que te cojan el recado todos indican lo mismo: llamar lo antes posible.

En mi calendario siempre hay alguna reunión fuera de la oficina y es entonces cuando en esa carrera por llegar a tiempo al cliente, o posible cliente, con los tacones, y el bolsazo comienzas a devolver llamadas y a seguir y contestando a los emails, no sabes ni por que calle vas, yo creo que he cogido todas las rutas posibles, pero eso sí, no sé como a mi hora y con todo respondido en el cliente, ya tranquila para centrarme en él, y pensando cuando salga ya volveré a la agenda......


Aquí no acaba todo, has pensado en ir a comer a casa, pero gracias al outlook te tienes que quedar a comer un pintxo en el bar, en el bar más cercano y el pintxo más ligero, y con agua, se acabo la cocacola porque con este ritmo a las noches cualquiera cierra el ojo, como para tomar cafeína. Entonces cuando el estómago ya no puede más y vas a meterte el pintxo en la boca suena el teléfono, normalmente un fijo que no lo tienes en la agenda por lo tanto le tienes que coger, porque sino lo coges y luego devuelves la llamada te atiende la persona de recepción preguntando a ver con quien quieres hablar y como no lo sabes, dicen que te devolverán la llamada y quien sabe si será así, o no. Por lo tanto masticas lo más rápido posible e intentas contestar al segundo tono, y era importante y larga, por lo que enrollas el pintxo en una servilleta, y como seguramente tienes que apuntar te diriges a la oficina para anotarlo todo en tu ordenador (no concibes anotarlo en una agenda y luego pasarlo, no hay ese minuto de más).

De nuevo prepuesto urgente ( y bienvenido), y manos a la obra, y después a seguir con la agenda y el outlook.... entonces tienes que recurrir al maravilloso whatsapp para avisar que no llegas a la hora planificada, y madre!!!! 5 grupos de las extra-escolares de tus hijos, con más de 50 o 100 mensajes en cada uno,  y en todos pone escribiendo, hasta dónde serán capaces de escribir o cuántos serán capaces de poner dedos hacia arriba ?, y te planteas por un segundo y con esa lengua fuera; cuánto tiempo tardaré en descubrir el mensaje de origen, y será importante o será un chiste?, -bueno- te dices a tí misma - eso a la noche- , ahora el trabajo nocturno por excelencia antes de dormirse revisar whatsap, o grupos.

Ya escapas de tu trabajo y por fin en casa, y es cuando todos tienen muchísima hambre, la hora de más hambre del día y de más ganas de hablar y contar todo lo que han hecho, porque si a ti te cunde a tus hijos ni te cuento, pero se lleva lo de hablar a la vez, con los dibujos puestos de fondo, como de banda sonora, y es cuando te das cuenta que la cabeza te puede explotar de verdad y apagas la tele y pides que de uno en uno, y cuándo te preguntan a ti que tal, todos hemos acabado de cenar, y empiezas a hablar y ahí queda la primera palabra en el aire, porque han echado a correr.

Suerte la mía que mis hijos ya están con los deberes hechos, temas repasados, duchados... sólo queda lavarse los dientes y una hora de convencimiento para que se metan a la cama y no se muevan de allí con cualquier excusa de no te he contado, se me ha olvidado....

Ya está todo resulto, a no todavía queda.... , pero alguna hora también no ?????

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.