jueves, 21 de septiembre de 2017

Las 7 preguntas principales en una entrevista de trabajo

Después de aplicar a las ofertas de empleo, el siguiente paso, en el caso de resultar preseleccionado, será concertar una posible entrevista.

Las empresas hacen cribas hasta quedarse con unos pocos/as candidatos/as para su valoración en una posterior entrevista personal.

Está entrevista incluye una serie de preguntas que son el puente para acceder al puesto de trabajo.

Conocer y tener "preparadas! las preguntas, te ayudará a abordar este proceso.

Pero, ¿cuáles son las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo?


1. ¿Qué conoces de nuestra empresa? 
Es imprescindible informarse sobre la empresa, cual es su actividad y sector. Es verdad que a veces el proceso de selección lo lleva una consultora de RRHH, o ETT y que los datos de la empresa pueden ser confidenciales, no obstante es recomendable recopilar la mayor información posible.


2. Háblame de tu formación académica.
Qué has estudiado o porque te decantaste por esa área pueden ser algunas de las preguntas. Se puede explicar brevemente nuestra formación académica, y destacar que área especifica de los estudios te gustaba más y/o sacabas mejores calificaciones y si ello está relacionado con el puesto al que estas optando, puede ser un plus.


3. Háblame de tu trayectoria profesional. Suele ser la cuestión planteada después de la formación académica, en este apartado destacaremos principalmente  las funciones realizadas en anteriores trabajos que estén más relacionadas con el puesto de trabajo al que se está postulando, haciendo hincapié en los objetivos alcanzados o logros conseguidos.

4. ¿Cuáles son tus fortalezas y tus debilidades?  
 Una pregunta muy común que la suelen plantear d

e distintas maneras, bien desde el punto de vista del entrevistado, como te definirían tus compañeros/as, o que destacarían de ti tus superiores. Por ello, es importante dar una respuesta sincera y clara, destacando las habilidades potenciales en el ámbito profesional. En lo que se refiere a los puntos débiles, es recomendable convertirlos en positivos y mostrar la intención de mejorar los mismos para el desarrollo personal  y profesional.

5. ¿Dónde te ves de aquí a 5 años?
El objetivo de la persona reclutadora es saber las aspiraciones y los objetivos  profesionales de la persona candidata, es verdad que la pregunta es complicada principalmente por el entorno cambiante en el que estamos; es importante por lo tanto tener en cuenta nuestras metas profesionales y ser realistas a la hora de responder a la pregunta.

6. ¿Cuáles son tus expectativas salariales?
Es una pregunta un poco comprometida, no obstante, si tenemos en cuenta la trayectoria profesional y el puesto al que se está optando podemos tener en mente una banda salarial aproximada y coherente. Es recomendable informarse sobre cuál es el salario medio del puesto al que se está postulando. Por último, se debe destacar que lo importante es aportar valor a la empresa y desarrollarse en la misma.

7. ¿Por qué deberíamos contratarte?
Teniendo en cuenta la empresa de la que se trata, y de las funciones a desarrollar en la misma, se debe argumentar por qué se quiere tener ese trabajo y que es lo que podemos aportar a la misma, es decir, cuál es nuestro valor añadido.

Aunque esas sean las preguntas más frecuentes hay que tener en cuenta que depende del tamaño/sector/actividad de la empresa, el puesto requerido o el profesional encargado del proceso, las preguntas pueden ser más específicas o más generales.

No obstante es importante preparar las entrevistas con antelación, ello hará sentirnos más seguros/as y confiados/as.
¡SUERTE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.