martes, 3 de febrero de 2015

La inteligencia emocional un rasgo de las personas que triunfan

Se habla mucho, o yo escucho y leo mucho por interés profesional sobre el perfil del profesional del siglo XXI, cómo ha de ser, que rasgos ha de tener y cuáles han de ser y son sus competencias (aspecto importante el de las competencias que desde Aldalan, siempre hacemos hincapié y subrayamos que es el valor añadido que se puede ofrecer a las empresas). 

La cuestión es que muchos coinciden en las características - perfil - que ha de tener, pero son pocos los que los que mencionan la inteligencia emocional como un rasgo sinequanun para que una persona triunfe, o sea un profesional, una persona referente en un área.
Todas las personas que triunfan analizadas hasta la minuciosidad se destacan por su inteligencia emocional. La capacidad que tienen de gestionar óptimamente y eficientemente sus emociones y las emociones de los demás.

Si hasta ahora ha sido una de las características presentes en todos/as los/as líderes, más lo será a partir de ahora que estamos en un entorno cambiante, impreciso, rodeado de miedos, de inseguridades, de falta de información...

Hoy leía en varios grupos de empleo y orientación, comentarios de sus seguidores e intentaba extraer la parte de emoción de cada palabra de los autores (también esto es por interés o vocación profesional).

Estos autores, o seguidores y a la vez comentaristas escriben sobre su situación de desempleo, la dificultad de acceder a un trabajo, la falta de información en los procesos de selección. Emociones lógicamente negativas rodeadas de desmotivación y de miedos. Los orientadores tenemos que realizar muy bien nuestro trabajo y además cambiar las emociones de esas personas para que tengan la energía suficiente para emprender acciones que conduzcan a resultados. Esto se puede traspasar a cualquier puesto de trabajo.

En las empresas el líder tiene que gestionar muy bien sus emociones y las de su equipo de trabajo, y volvemos al inicio, más en las situaciones actuales, ERES, despidos, salarios más bajos, más trabajo, más sacrificio....si no se gestionan bien las emociones de los del entorno es complicado triunfar.

Para que se empezase a hablar de Inteligencia emocional ha tenido que pasar mucho tiempo, estudios, investigaciones, porque en un inicio se desestimaba esta clase de inteligencia. Hasta que uno de los impulsores Daniel Goleman logro aportar credibilidad o popularidad principalmente en el área del mundo laboral. 

A partir de ahí ya comenzaron a resaltar investigaciones sobre la memoria emocional, la sede de las pasiones en la  amígdala, 

Según Daniel Goleman  La inteligencia emocional nos permite:
·         Tomar conciencia de nuestras emociones.
·         Comprender los sentimientos de los demás.
·         Tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo.
·         Acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo.
·         Adoptar una actitud empática y social que nos brindará mayores posibilidades de
          desarrollo personal.


·         Participar, deliberar y convivir con todos desde un ambiente armónico


Es decir; engloba los puntos claves o acciones específicas que debe realizar cualquier persona que quiera triunfar. Triunfar no quiere decir ser popular (que hoy en día con tanto gran hermano y sálvame...), para no mezclar términos que hoy en día se solapan, triunfar es alcanzar nuestro resultado y estar satisfecho por ello.

Es una inteligencia que se puede trabajar y desarrollar. Algunos cuentan con ella con más facilidad, como con todo, pero los que no poseen esta inteligencia o no en su nivel óptimo pueden llegar a tenerla.

Ya sabéis ahora es vuestro turno de conocer y apostar por vuestra inteligencia emocional!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.