domingo, 27 de septiembre de 2020

Aldalan, Jornada final de los programas de empleabilidad promovidos por Ingenieros Bizkaia

El viernes 25 de septiembre, celebramos la jornada de cierre de los programas de empleabilidad organizados por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Bizkaia, financiados por el Departamento de Empleo, Inclusión Social e Iguadal de la Diputacion Foral de Bizkaia, junto con Campus C2B, LZN Ingenieria y Aldalan.

En esta jornada los/as participantes formados en Big Data en clave de negocio y Lean e Industria 4.0, expusieron los proyectos desarrollados en el aula indicando los resultados de estos. Tras la exposición recibieron el correspondiente diploma por el programa realizado.

Como cierre se realizó un circuito de empresas. Las empresas; RDT Ingenieros, Spring Professional, PKF Attest, Batz y Ferchau, presentaron su organización, puestos más ofertados y las posibilidades de presentación de la candidatura para procesos abiertos en este momento.

Una jornada que demostró el trabajo de fondo, la adaptación y el compromiso hacia la formación excelente y enfocada al empleo, por todas las entidades y personas integrantes de estas iniciativas, y las empresas que han colaborado facilitando retos al alumnado y posibilidades de empleo.

Un año más se celebra el cierre de iniciativas con porcentajes elevados de colocación, a pesar de las circunstancias económicas que se están viviendo, porque como resaltaron las empresas, la competitividad de la organización está en las empresas, y el empleo de las personas está en su actitud.







lunes, 7 de septiembre de 2020

¿Se trata de cambiar o de avanzar?

Llevamos años hablando del cambio y de su gestión, desde hace casi 6 meses es una de las palabras que más se repite en todos los ámbitos; familiar, social, educativo, empresarial, e incluso personal. Pero, ¿Se trata de cambiar, o se trata de avanzar y progresar?

Un pequeño paréntesis antes de empezar: muchos/as pensarán que ahora es el momento de aguantar y sobrevivir, con esto es suficiente, pero no,
si no avanzamos nos hundimos. 
Yo sólo contemplo dos movimientos posibles el avance y el retroceso. Pensemos en una persona que decide este año no hacer nada, ¿que pasará en el 2021? que habrá retrocedido en muchos aspectos. 

Volviendo al tema que ocupa y preocupa: cambio - avance. Son dos conceptos muy distintos, ya que el primero - cambio- en la mayoría de las ocasiones supone romper con lo anterior y realizar nuevas cosas: acciones, relaciones o forma de estas..... y en el segundo - avance o desarrollo - engloba quedarte con todo lo enriquecedor de la etapa anterior y presente, y sobre esto mejorar; introducir aspectos que permiten un crecimiento.

Son muchas las personas que acuden a Aldalan e indican que quieren cambiar, o que han modificado su meta o que han cambiado de formación.... y cuando hablan de esto, en el trasfondo se encuentra; dejar - olvidar lo anterior para empezar algo totalmente distinto. 

Incluso los/as seleccionadores/as en muchas ocasiones hacen hincapié en sondear sobre los cambios en la vida profesional de los/as candidatos/as ¿hiciste esto, y por qué luego comenzaste lo otro?, ¿interrumpiste tu carrera profesional?, ¿te decantaste por esta área profesional y luego acabaste en esta otra?.....

Es imprescindibles, y más en los tiempos que corren, ser conscientes que NO somos departamentos estancos, y ponerlo en valor. Sino fuese así sería una pena porque todo requiere inversión. ¿No te ha costado dedicar x años de tu vida a ese puesto de trabajo que ahora dejas o te deja?, ¿no ha sido complicado elegir una formación aunque luego te hayas decantado por otra?, y así sucesivamente en todos los aspectos de nuestra vida; ¿no has aprendido de la relación con x persona el tiempo que has estado con ella?, ¿no te has integrado en otras culturas y ahora quizá te centres en una?. Una lástima que lo que hayamos hecho, aprendido, relacionado... a lo que le hemos dedicado tiempo, esfuerzo y seguro que amor ya no sirva, o eso pensemos, y esto pasa muchas veces cuando se avecina o       provoca un cambio.

Sin embargo; esto no sucede, sino todo lo contrario, si somos conscientes de ello. No tenemos áreas independientes, o no debería ser así para el caso que nos ocupa que es crecer. Todo esta unido si nos molestamos en buscar esa conexión. Y si la encontramos podremos sacar el mayor provecho y que nosotros/as mismos/as le demos sentido a nuestro recorrido. 

El otro día hablaba con una chica que me contaba que estaba estudiando ingeniería mecánica, pero que comenzó con organizacional "un año perdido" repetía. Después de dejarla un rato con sus afirmaciones, la señale que quizá si no hubiera elegido ingeniería organizacional no hubiera valorado mecánica, y seguro que hay materias de ese año que si las buscaba en vez de desecharlas podía aprovecharlas. Entonces cambio su punto de vista y recalco la importancia de ciertas área que había podido reforzar y la importancia de seleccionar una formación que la especializase.

Como esto, con el mundo laboral, personas que comentan que ahora quieren cambiar de una forma radical su puesto de trabajo, y es cuando hay que incidir que hay competencias de los anteriores puestos que ya están en nuestra mochila y las podemos aprovechar para otros, por muy distintos que parezcan al principio; hay habilidades transversales. Esto también hay que demostrárselo a las empresas cuando postulamos a puestos en los que no tenemos experiencia o se presupone esto a priori.

Y así sucesivamente en  mi día a día me encuentro con personas, empresas que tienen la sensación de que cambiar supone saltar y en su gran mayoría al vacío, pero siempre hay un puente, sólo hay que encontrarlo. Un puente que facilita el camino y no pone en riesgo el salto, incluso da sentido a toda nuestra trayectoria laboral, formativa, social y personal.

"Yo estoy aquí escribiendo este post, sobre este tema y para todos/as vosotros/as por todo lo que hecho hasta hoy, en mi camino personal y profesional."

miércoles, 1 de julio de 2020

Aldalan, Talento+, un recorrido junto con grandes profesionales

Acabado junio y con él, el Programa Talento +, un Programa por la empleabilidad de los mandos intermedios y directivos Senior de Bizkaia, que ha tenido excelentes resultados; 3 personas trabajando por cuenta ajena, 6 itinerarios de emprendimiento en marcha, 3 empleos por cuenta propia, 2 personas en formación y varios procesos de trabajo abiertos.

Un magnífico resultado del que vamos viendo sus frutos.

Termina un Programa organizado por CámaraBilbao, financiado por el Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia y puesto en marcha en colaboración con Aldalan. 

Un Programa que durante 5 meses intensos ha luchado por la empleabilidad de los Senior a pesar del Estado de Alarma, la paralización del mercado laboral, la precaria situación económica y el difícil estado anímico que hemos vivido.

Una situación que nos ha llevado a un confinamiento obligado, a dar formación on line y a contar con la cooperación de las empresas de forma virtual.

Un estado que no nos ha hecho desfallecer ni aflojar el ritmo.  Un estado del que hemos salido más fuertes, más competentes y con un mayor #compromiso y #capacidad de adaptación.

Pasada esta complicada etapa nos encontramos ante una nueva realidad que nos espera con los brazos abiertos.

Esperamos seguir obteniendo resultados en un futuro inmediato y que todos /as y cada uno/a de los participantes encuentre en lugar laboral que se merecen.

¡Adelante equipo! Gracias por compartir con nosotros/as estos meses y permitirnos que os conozcamos, aprendamos y nos sintamos parte del todo. 

Un placer haber formado parte de la cabeza tractora y de ver como se recogen los frutos. No cambiéis. Seguid mejorando cada día y contad con todos/as nosotros/as en el siguiente avance.

¡Que la suerte os pille trabajando! 

viernes, 19 de junio de 2020

Los hechos dicen más que las palabras sobre las personas

Eso pensé al escuchar la historia de @Juan Alberto González Cenzano, economista Senior en SECOT, que nos ha acompañado una jornada en Talento+, el programa que coordina ALDALAN con La Cámara de Comercio de Bilbao. Lleno de energía, anima a emprender, pero bien. Con una larga experiencia trabajando en la empresa privada, él emprendió fundando su propia empresa de Consultoría en el año 87. No fue fácil al principio, pero aplicó la receta de las 3 I, que ahora recomienda a las personas que se le acercan en busca de consejos:
I de Inteligencia para el proyecto,
I de Intención en la oportunidad.
I de Iniciativa en la persona

Y cómo quiero explicar los hechos sobre Juan Alberto, sólo hay que exponer que a sus 78 años, comunica pasión por lo que hace. La edad es relativa, y tiene mucho que ver con la de las personas de las que te rodeas. Y él se rodea de todo tipo de personas, y muchas de ellas son muy jóvenes.

Para él ya no se trata de ganar ni dinero ni prestigio: está jubilado, vive con su pensión y tiene el reconocimiento de haber sido un gran profesional y profesor de varios Master (GECEM, Comercio Internacional, Logística...) y de la Facultad de Ciencias Económicas en la Universidad del País Vasco donde impartió varias asignaturas.

Ahora ayuda a los demás. Devuelve de modo altruista a la sociedad parte de lo que consiguió en su vida profesional. Como Director Financiero en varias empresas, tuvo que gestionar durante la crisis económica de los 80, en dura época de la reconversión industrial y desmantelamiento de empresas…

Ahora, como Senior desde SECOT, asesora a emprendedores sobre sus negocios, les aterriza, les critica y contrasta las ideas, les enriquece con su experiencia, sus conocimientos y sus contactos. Les ayuda en su camino al éxito.

No se trata de una consultoría al uso, ya que muchas de las personas llegan con una idea muy preliminar y tras un primera charla con Juan Alberto, el negocio ya se ha desmontado. Mejor así, no deberíamos perder tiempo y energía si no vamos a conseguir convertir en empresa nuestro sueño, aunque su objetivo nunca es destruir los proyectos, sino evidenciar al emprendedor las debilidades para hacer reflexionar y reforzar las soluciones.

Nos transmite que no es lo mismo ser un emprendedor que un empresario, al igual que no es lo mismo saber construir barcos que salir a navegar. Para la empresa no es suficiente tener una buena idea. Está convencido de que el mayor error de los emprendedores es pensar en su producto o servicio, en vez de centrarse en el cliente, en lo que éste puede pagar, la ventaja o beneficio que se le va a ofrecer para que lo haga.

Nos confirma que todavía ahora encuentra diferencia en el emprendimiento de hombres y mujeres. “Siempre es necesaria una Aptitud, eso depende del Pensamiento y reside en el cerebro y una Actitud, el sentimiento que dependerá de nuestro Corazón”. “Ellas necesitan más apoyo emocional” -confirma Juan Alberto- “pero son más constantes”. Es un hecho que a las mujeres nos cuesta más tomar las riendas de nuestros proyectos, y siempre debemos demostrar un poco más nuestra valía. Las mujeres solemos dedicar mucho tiempo a los demás, antes de priorizar nuestra propia vida, pero ya hay muchas evidencias, de que cuando un proyecto nos apasiona, somos capaces de poner la energía, la inteligencia y el corazón en él. De hecho 2/3 de los proyectos que recibe SECOT para asesorar, están liderados por mujeres.

Los puntos clave en el éxito de los proyectos que asesora son el aporte de valor diferencial sobre lo ya existente en el mercado y la confianza que transmiten las personas que están seguras de sus proyectos. Esta confianza es la que deben respirar los inversores necesarios. Y es que algunos buenos proyectos pueden fallar por aquí, cuando en los primeros pasos hasta la consolidación del negocio, fallan los apoyos financieros.

También nos aporta su experiencia en las asociaciones y el emprendimiento en equipo, con una recomendación fundamental: se deben dejar los egos en casa. En la empresa toda colaboración tiene valor y se debe pensar en el proyecto más que en las soluciones individuales.

Y sobre todo recomienda humildad: para ser capaz de buscar ayuda, para abandonar miedos y confiar en las personas que te puedan complementar o contrastar las ideas, para reconocer que siempre es mejorable una idea cuando es compartida.

Todos sus consejos son valiosos y apreciamos su apertura, su ofrecimiento a aconsejarnos individualmente o en grupo. Especialmente importante en estos momentos de incertidumbre y cambios, es contar con la claridad y sinceridad de sus planteamientos, avalados por HECHOS.

M. Paz Llamazares- 28/05/2020- Participante del programa Talento +