miércoles, 29 de junio de 2016

Aldalan, Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas

La palabra efectividad proviene del verbo latino “efficere”, que significa ejecutar, llevar a cabo u obtener como resultado. Es la capacidad que permite lograr un efecto esperado. En la práctica sirve tanto a personas como empresas, organizaciones, entidades, familias, etc.

La efectividad puede entenderse también como el equilibrio entre la eficacia y la eficiencia, es decir, entre conseguir logros y la utilización eficiente de los recursos para ellos. Llegar a este punto de equilibrio y de buena gestión no es algo sencillo, sino que requiere de preparación y atención en lo que hacemos.

Practicada en el puesto de trabajo, la efectividad aumenta el bienestar de las personas, ya que sienten que están cumpliendo con sus tareas de la mejor manera que está en sus manos. Cuando en una empresa, se tiene en cuenta este modelo de efectividad, los resultados pueden ser sorprendentemente buenos. Se obtendrán mayores beneficios, no sólo económicos, del esfuerzo y las horas trabajadas.

Llegar a ser una persona efectiva puede parecer algo difícil de concretar, entonces: ¿qué se puede hacer a nivel práctico para ello? Hay una serie de hábitos o de pautas que nos ponen en condiciones de ser más efectivos. Claro está, no es algo que hay que pretender conseguir de un día para otro, sino que será el resultado de un trabajo continuado y consciente con estos consejos.

Proactividad: implica actuar, hacer que las cosas pasen, dirigir nuestra vida hacia metas esperadas. Solemos esperar a que las cosas sucedan, cuando somos nosotros los que debemos caminar con valentía hacia ellas. Hay que renovar, día a día, la ilusión por mejorarnos cada día, en lo personal y profesional.

Empezar con un fin: para llegar a algún sitio, primero hay que saber a dónde queremos ir, o terminaremos donde no queremos. Esto, que se ve muy claro cuando nos dirigimos a un lugar determinado, no está tan a la vista cuando se trata de metas, logros, estados psicológicos…Sin embargo, las metas y los logros también precisan de un camino a recorrer que no se puede dejar a la improvisación.

Lo primero es lo primero: tener un orden de prioridades es importante. En nuestro puesto de trabajo, es recomendable anotar las tareas a realizar y clasificarlas en función de la urgencia y de la importancia. Para poder distinguir las prioridades, primero hay que tener claro el objetivo o los objetivos a los que nos dirigimos, que está relacionado con conocer el fin por el que hacemos algo.

Ganar-ganar: este principio es básico para todo tipo de relaciones, tanto personales como profesionales. Saber mirar por los demás, la cooperación y la coordinación son las claves para que cualquier proyecto compartido salga adelante.

Comprender para ser comprendido: ponerse en el lugar de los demás implica dejar de lado, por un momento, las propias necesidades para comprender al otro/a. Empatizar con los demás es tremendamente enriquecedor y tiene resultados muy positivos, también en los ámbitos laborales. Es imprescindible para formar equipos efectivos que los miembros se sientan cohesionados, comprendidos y apoyados. 

Sinergizar: unir esfuerzos que van en la misma dirección, para lograr objetivos más grandes en conjunto. Los equipos que llevan a cabo sinergias, multiplican los resultados de su trabajo. Cada miembro pone su granito de arena para formar una gran montaña. Para ello, primero es determinante que los equipos se percaten que van detrás de los mismos objetivos, mediante una correcta identificación de ellos.


Revisar las acciones: revisar lo que se está haciendo, para reflexionar si nos estamos dirigiendo hacia nuestra meta de la mejor manera posible o habría que introducir algún cambio. Saber parar la actividad por un momento y mirar la situación de una manera global, es muy importante, para alcanzar lo que se espera de una manera efectiva.  


Toda persona que consigue sus objetivos por lo tanto es efectiva, es porque tiene un hábito de trabajo. Tu marcas tus objetivos y ahora ya tienes la base para alcanzarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.