martes, 29 de septiembre de 2015

Cuando se definen las metas aparecen las formas para alcanzarlas

Acabo de empezar al leer el libro de Javier Iriondo "Donde tus sueños te lleven, el pasado no determina tu futuro".

Ya el título y sub-título me motivaron a leer este libro que creo va a cumplir mis expectativas.
1. El título "Donde los sueños te lleven": Los sueños, las metas y los objetivos, que son tan importantes para crecer profesional y personalmente, son los que nos mueven, los que nos impulsan y re-activan nuestras emociones. Y como se menciona en el libro "progresar o morir".
 2. El sub-título: "El pasado no determina tu futuro" Hay veces que hay que construir un nuevo yo, olvidándose del pasado, un yo que comienza hoy y va a crecer en el futuro.

 En el prólogo menciona a Jorge Bucay psicodramaturgo, terapeuta gestáltico y escritor. Uno de los grandes libros que escribió es "Dejame que te cuente" en el que a través de diferentes "Historias", "Cuentos" ayuda a uno de sus pacientes a dar sentido y valor a su vida.

En este libro de Javier Iriondo también nos encontramos con una historia en la que el protagonista o co-protagonista ayudará a una persona a volver a definir sus sueños y luchar por ellos, re-descubrise y alcanzar su máximo potencial.

En las primeras páginas señala que cuando encuentras los porqués, el sentido de tu vida, lo que te motiva, tu meta, tu sueño....encuentras cómo conseguirlo
. Además cuánto más claro lo tienes mayor es el impulso hacia la acción. (y aquí influyen más las emociones que tienen gran peso en nuestro comportamiento, que la lógica).

Te puedes equivocar de camino, pero encontrarás otro que te conduzca a alcanzar tu meta. Como siempre depende de uno mismo.

El libro menciona como el espíritu humano está lleno de historias de superación increíbles, el problema es que esas historias llegan cuando ha habido un sufrimiento previo, cuando uno ha tocado fondo o creído tocarlo.

Hasta que no estamos incómodos en nuestra incomodidad y a veces ni aún así porque hay gente cómoda en su incomodidad, no optamos al cambio, porque el cambio supone un esfuerzo, y muchas veces no nos apetece realizar ningún esfuerzo.

"Un Proveedor fue a visitar a un cliente y en la entrada se encontró un perro que se revolvía y gemía de dolor, el proveedor le pregunto al cliente que le pasaba al perro, y el cliente le contesto que el perro estaba tumbado encima de un clavo, el proveedor entonces pregunto "¿Y por qué no se levanta?" a lo que el cliente contesto "porque parece que todavía no le duele lo suficiente".

Y aquí está la clave, ¿cómodos en la incomodidad?, si muchas veces. Muchas veces estamos tumbados sobre un clavo quejándonos, pero sin hacer nada para levantarnos. Estamos llenos de miedos, pre-juicios, ¿"Qué dirán ?....Frenos que en su mayoría están en nuestro interior en nuestra mente. Creencias y experiencias que quizá no sean las óptimas y llevamos en nuestra mochila.

Lo que llamamos la zona de confort, nos movemos en la zona que conocemos en la zona donde se mueve la mayoría y no damos el salto a la zona mágica. La del cambio o llamémosla de desarrollo.

Pero seguro que hay un momento en la vida en el que te preguntas si hay algo más, si hay algo distinto, si estás haciendo lo que te apetece o lo que hace la mayoría, lo que puedes o lo que marca la rutina. Entonces nos damos cuenta que nos falta algo o que podemos mejorar en algún área o incluso hacer mejorar nuestro entorno.

Cuando esto ocurre y el alumno está preparado el maestro aparece
, y el maestro a veces es uno mismo. Se trata de descubrir en nuestro interior nuestra pasión, nuestro sueño  y de ahí las fuerzas, recursos, competencias... para alcanzar lo que uno desea.
Cuando a Miguel Ángel le preguntaron cómo había logrado ese nivel de perfección al esculpir a David, partiendo de un bloque de mármol. Miguel Ángel respondió " David estaba dentro de ese bloque yo sólo quite lo que sobraba".

Cuando nosotros cavamos y cavamos y esculpimos, la escultura que nace es: nuestro potencial, lo que nos hace únicos, diferentes y admirables. Es un trabajo para que el debemos estar motivados y que conlleva un esfuerzo, como el de encontrar piedras preciosas. Pero el valor resultante es incalculable.

Cuando nos quitamos esas capas de limitaciones aparece nuestro verdadero yo con sus sueños, sus porqués y entonces aparecen los cómos (Cómo conseguir nuestra meta).


 ! Seamos por tanto escultores de nuestra propia vida!

To be continued


2 comentarios:

  1. Gracias por tu comentario. A mí es un tema que me apasiona ya que creo que la guía de nuestra vida la tenemos que marcar cada uno, y como leí ayer hay tantos mundos esperándonos como personas, cada uno tiene que construir el suyo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.